Cultura e historia

El libro de Melquiades

A Melquiades Hinojosa, se le conocía por ser una persona muy sabia, e intelectual, cualquier cosa que le preguntaran, tenía una respuesta sabia y coherente, algo que siempre caracterizo a Melquiades, fue traer consigo, su libro de cuentos de terror verídicos, el cual nunca hablaba de él, pero que siempre se ponía a leer.

Un toque de misterio solía dejar Melquiades a donde quiera que fuera, no se le conocía trabajo alguno, pero siempre vestía bien y traía dinero para invitar a los conocidos del barrio, pero como en todas partes, existen personas malas, despertó el interés de personas amantes de lo ajeno, que se hacían pasar por amigos, y esto fue lo que paso:

cuento de terror El libro de Melquiades

Melquiades se retiró, rumbo a su hogar, después de haber convivido algunas horas con los que consideraba sus amigos, al empezar a caminar, noto que alguien de entre las sombras lo seguían, eran varias las personas, por lo que lo único que hizo, fue abrir su libro y sin dejar huellas, desapareció.

Los ladrones, no daban crédito a lo sucedido, ellos no sabían que el libro le daba poderes al dueño, por lo que Melquiades aún estaba presente, cuando los 4 rateros, que creía sus amigos, estaban preguntándose, que había pasado, fue entonces, cuando a uno de ellos, le traspaso algo en el medio del pecho, para morir instantáneamente, no sin antes ver a su corazón salir, por delante y luego sentir que lo sacaban por la espalda.

Era Melquiades, que no era otra cosa que un demonio en la tierra, después siguió con otro, al cual le arranco la cabeza con tal fuerza que salió con toda la columna vertebral, y después a los dos que quedaban, los partió por la mitad, y todo lo que hacía, con los rateros, las muertes y como lo hacía, lo apuntaba en su pequeño libro de cuentos de terror, que no era otra cosa, que una bitácora de todo lo que en la tierra hacía.